fotos de hamsters monos

Curiosidades que descubrí al cuidar de mis  hámsters y que siempre me impactaron.

Después de bastante tiempo conociendo cuidando y criando hámsters debo decir que a pesar de todas las especies, tamaños, libros que leas y tiempo que les dediques al final te acabas dando cuenta de que no sabes nada sobre ellos y siempre te parecen desconcertantes a la vez de interesantes.

Hamster sirio y Roborowski.

A pesar de que estos dos hámsters son tan diferentes, de una manera física es curioso ver como al final son bastante parecidos, se pueden encariñar de las personas y siempre guardan comida, posiblemente por ser un comportamiento normal de la propia especie, pero son elementos que al paso del tiempo no te dejan de sorprender y reacciones que van haciendo que en algunos momentos en vez de observarle tu, piensas que el quien te analiza.

Como cuida un hámster su jaula

Otra cosa que me resulta increíblemente curiosa es ver como un hámster cuida su jaula, intentando tenerla limpia, guardando alimento en la casa por si la comida escasea, algo curioso cuando su plato no esta nunca vació pero bueno, y ver su comportamiento, o su sentido de protección respecto a su jaula es algo que se me hace bastante curioso, y que si te vas fijando como dije anteriormente siempre vas a descubrir comportamientos y conductas nuevas en su manera de ser.

Hámster guardando comida
Hámster guardando comida

La comida del hámster y sus mofletes “cachetones”

Recuerdo que una de las cosas que mas me impacto al principio de tener un hámster, era ver como se metía toda la comida en la boca, realmente no se la comía no hacia nada con ella pero no se porque motivo se la metía en la boca y algunos pedazos de comida eran casi mas grandes que el propio animal, en ese momento fue cuando comprendí porque lo hacen y lo llevan haciendo tantos años, algo que ya comente en un articulo por lo cual creo que lo mejor sera no volver a repetirlo, pero que espero que si lo miráis os resulte interesante. La comida de los hamsters y sus mofletes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *